Groenlandia es uno de los países más escondidos de toda América. No suele ser conocida por el turismo, pero alberga rincones que merecen la pena ser explorados. Uno de ellos es Sermermiut. Situado en el municipio de Ilulissat, lo que solía ser solo un asentamiento inuit ahora es reconocido como patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sin embargo, esta gema del Planeta ahora está desapareciendo. Y con ella, la comunidad que la ocupa desde hace ya más de cuatro siglos en estas tierras polares.

Sermermiut
Imagen de un cazador inuit entre los glaciares. Créditos: Renate Haase / Pixabay

El origen del pueblo inuit

Conocidos erróneamente como esquimales, pues para ellos esa palabra es de sentido peyorativo porque significa “los que comen carne cruda”, el pueblo inuit habita lugares como Canadá o Groenlandia. Su aspecto se ha podido ver en muchas películas y series: ojos rasgados, baja estatura, robustos y siempre muy abrigados, preparados para luchar contra el mal tiempo en todo momento. Su físico es distintivo y su personalidad, tal vez para muchos, sorprendente. Tal vez se crea que es gente aislada y hermética. Pero los viajeros pueden estar seguros de que les recibirán de forma cálida y les enseñarán su historia y sus costumbres con mucho gusto porque, ante todo, sobreponen el bienestar colectivo al personal.

Sin embargo, a causa de la colonización europea y el catolicismo, entre muchos otros factores, la preservación de su identidad está actualmente en peligro. Antes eran nómadas para la caza y la pesca en función de la estación. Ahora es una comunidad dependiente de los subsidios que les proporciona el estado que cada vez tiene menos población. Además, se enfrentan a un gran peligro: el cambio climático. El derretimiento de los glaciares de Sermermiut, que se encuentran a pocos metros de sus poblados los está destruyendo.

Los peligros del derretimiento de los glaciares de Sermermiut

A pesar de que Groenlandia signifique “Tierra Verde”, más de un ochenta por ciento de su superficie está cubierta de hielo. Este contribuye a la existencia de agua dulce en el Planeta. Por lo tanto, si sigue derritiéndose a este ritmo -cuatro veces más rápido que hace quince años-, los océanos se elevarán por encima del nivel actual. Este problema puede parecer lejano a ciertas personas, ya sea porque Groenlandia está cerca de su territorio o simplemente porque no les importa. Pero indirectamente afecta a todo el Planeta, ya que si sube el nivel del par por el derrite del hielo, todo país está en peligro de inundarse. Tal y como dice un tuit publicado por WWF

“Reducir las emisiones para mantener el aumento de la temperatura global a 1.5°C no es solo un número. Es probable que sea nuestra última oportunidad para salvar la capa de hielo de Groenlandia y la vida de millones de personas en todo el mundo.”  

Para ser conscientes de las consecuencias que la actividad humana está teniendo para el Planeta, invitamos a los más aventureros a ver con sus propios ojos cómo la capa de hielo se derrumba día a día en Sermermiut. Hay servicios para conseguir caminatas y escaladas por sus montañas congeladas, pero para vivir una total experiencia, recomendamos que os quedéis a vivir en un poblado inuit para también aprender de sus costumbres y empatizar con su difícil situación.

Otra información de interés

Y recordad que, aunque muchas páginas y agencias ofrezcan opciones como observar a las ballenas, eso contribuye a la desaparición de su hábitat y a veces incluso a su maltrato. En vez de eso, hay excursiones y viajes a Ilulissat muy entretenidos. Para más información sobre el turismo ético relacionado con animales, también podéis leer nuestra publicación sobre la caza enlatada de leones.


Referencias:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *